¿Qué es el factoring? (Definición y servicios)

La liquidez financiera de una empresa es la capacidad que tiene una empresa para obtener dinero (capital de trabajo) y así hacer frente a sus obligaciones del día a día, tales como obligaciones con proveedores, financieras, tributarias, patronales entre otras. La mejor opción para ayudar a cualquier negocio para obtener esa inyección de liquidez que se requiere es el factoring.

El factoring es una herramienta financiera que te permite negociar/endosar tus facturas para obtener la liquidez necesaria para el correcto funcionamiento de cualquier negocio.

dinero por tu facturtas como funciona el factoring en quito ecuador

A través de esta herramienta financiera, la empresa (persona natural o jurídica) puede obtener liquidez inmediata mediante la cesión una factura o derechos de cobro a una entidad financiera (factor). A cambio el cliente endosatario recibirá anticipadamente el valor de la factura menos los descuentos previamente acordados entre el cliente y la casa de factoring. Esta herramienta financiera es un mecanismo ideal para que todas las empresas del ecuador puedan obtener financiación en el corto plazo sin tener que entrar en procesos extensos y burocráticos como lo son otros mecanismos de financiación, especialmente cuando el negocio requiere de capital de trabajo de manera ágil y efectiva y así llevar a cabo las actividades de cada empresa con normalidad.

Ejemplo de factoring, cómo funciona en Ecuador

El Factoring, por concepto debe ser una herramienta financiera ágil y de fácil acceso, pues su esencia es la velocidad para obtener liquidez inmediata. El factoring puede variar sus procesos de acuerdo a las leyes vigentes de cada país, en este caso se explicará cómo funciona el factoring dentro del Ecuador.

El cliente debe llenar un registro que en la mayoría de las empresas es 100% digital y que no debe tomar un tiempo mayor a dos horas. Después de que el registro ha sido culminado en su totalidad, la empresa de factoring se tomara un lapso no mayor a 72 horas laborables para analizar el riesgo financiero inherente a cada empresa. Una vez establecidos los cupos a negociar se procede a la firma del contrato entre el cedente y la empresa de factoring. El proceso antes mencionado se realiza una única vez para que el posible cliente quede registrado y pueda iniciar con las operaciones de factoring que desee.

La operación de factoring comienza con la cesión parcial o total de los créditos (facturas); a cambio, la empresa de factoring adelanta esos importes en un lapso no mayor a 24 horas desde que se envía la documentación pertinente (facturas y retenciones). La empresa emisora de las facturas, recibirá el valor neto de cobro de las facturas, descontando una pequeña parte por concepto de tasa de descuento, comisiones y servicios por el manejo de sus cuentas por cobrar.

servicio de factoring que es y como adquirirlo en quito ecuador

Al vencimiento la empresa de factoring o entidad financiera ayudará mediante recordatorios y diferentes mecanismos en la gestión de cobro de las facturas negociadas, convirtiéndose así en un aliado estratégico de sus clientes al momento de realizar gestiones de cobro. Las empresas de factoring en el Ecuador buscan ser un socio financiero estratégico ayudando a sus clientes con la calificación de riesgo financiero, así como con la gestión de cobranza de sus cuentas por cobrar.

El factoring electrónico se refiere a un proceso que se realiza en su mayoría mediante herramientas digitales. En el Ecuador existen muy pocas empresas que tienen más del 50% del proceso 100% digitalizado.

El factoring electrónico inicia una vez que la empresa emite una factura electrónica o física y solicita el servicio a una empresa de factoring vía internet. Esto se logra mediante el uso de una plataforma electrónica especializada para operaciones de factoring. Esta plataforma permite realizar operaciones como el registro de la factura a negociar, la gestión de documentos habilitantes para la operación de factoring, descuentos y cálculos de costos por servicio y emisión de pago al cedente. Todo esto se puede realizar desde cualquier computador con acceso a internet. Incluso el cliente podría tener acceso a la plataforma de factoring (según con la empresa que se trabaje) estando fuera del Ecuador. Al igual que en los procesos manuales el factor evaluará la factura a ceder, y una vez aprobada la o las facturas se procederá con la cesión de la misma, toda su documentación de soporte y así se podrá dar acabo el anticipo. El factoring electrónico permite que la empresa cedente siempre esté al tanto de todo el proceso, ya que el sistema envía notificaciones automáticas de las negociones aprobadas y mantiene el historial de las operaciones efectuadas a través de la misma. El Ecuador ha avanzado mucho con respecto a la aceptación de la firma electrónica, por lo que será muy interesante que se pueda incorporar esta firma electrónica a la plataforma de factoring ya que esto permitirá que el proceso llegue a ser 100% digitalizado.

En el Ecuador el contrato de Factoring es regulado por el Código de Comercio, en este se describen todas las características que un contrato de este tipo debe tener. Adicionalmente a esto, en el Código de Comercio se detallan las obligaciones y derechos que poseen los intervinientes del contrato, así como las facturas comerciales que son negociables y sus condiciones.

Tipos de factoring (Describir cada tipo de factoring)

El factoring en el Ecuador se puede realizar con facturas nacionales como internacionales, permitiendo brindar este servicio tanto a importadores, así como a exportadores de todo el país. Los diferentes tipos de factoring serán de acuerdo al giro del negocio de cada uno de los emisores de las facturas, y, también dependerán de las formas de pago pactadas con sus deudores finales

Factoring nacional

También llamado factoring interno. Se ejecuta cuando el cedente de los créditos, la empresa de factoring y los deudores residen y operan sus matrices administrativas en el mismo país.

Factoring Internacional

Toma este nombre porque las partes contratantes, tanto el cedente, como la Empresa de factoring y Deudores residen en países distintos.

El puerto más importante del Ecuador se encuentra en Guayaquil por lo que es muy común trabajar operaciones de factoring internacional en la ciudad de Guayaquil y Manta.

Para empezar una operación de factoring es importante primero conocer cuáles son los tipos de factoring y las ventajas que tiene cada uno. En ambos casos, el cedente puede vender su factura, se aplica la tasa de descuento más comisiones, y después de estos descuentos se paga el anticipo de la o las facturas cedidas en la negociación.

Existe dos subtipos de factoring, con recurso o sin recurso, y estos irán en función del acuerdo alcanzado entre el cedente y la empresa de factoring. La diferencia entre ambos se encuentra en caso de que una factura o varias sean impagas, es decir, si el cliente de la factura no paga al momento de llegar su vencimiento máximo pactado.

Factoring con recurso

En este tipo de factoring el cedente deberá hacerse cargo ante la entidad financiera en caso de que el deudor no se haga cargo frente al pago de la factura. El factoring con recurso es el más común en el Ecuador ya que las leyes dentro de este país no garantizan la cobranza de una factura, lo que si ocurre en otros países de la región.

Es muy común usar el factoring con recurso en ciudades como Quito y Guayaquil.

Factoring sin recurso:

en este caso, el cedente queda libre de responsabilidad si el deudor no paga la factura. Al estar vendiendo la factura, no debera preocuparse por el impago de esta misma, ya que la responsabilidad del cobro ahora es del legítimo tenedor de dicha factura. El deudor de dicha factura es quien deberá seguir los procesos legales pertinentes con el cliente de su factura.

Es importante mencionar que el proceso de factoring en general no difiere mucho entre el factoring nacional y el internacional o con recurso y sin recurso. Sin embrago las leyes ecuatorianas no obligan al deudor de la factura a aceptar (reconocer) al nuevo beneficiario de la factura en caso de realizar proceso de factoring. Es por esto que existe dos tipos de factoring muy utilizados en el Ecuador.

Factoring Notificado (oficial)

Este factoring se usa cuando el cedente notifica al deudor de la factura que el nuevo beneficiario de la misma es una empresa de factoring. Por lo tanto, al vencimiento el deudor estaría obligado a pagar directamente al nuevo beneficiario de la factura (empresa de factoring).

Factoring Sin notificación (confidencial)

Este mecanismo se usa cuando el deudor de la factura no reconoce (acepta la cesión de factura) a un nuevo beneficiario. Por lo tanto, la cedente sigue siendo el beneficiario para la deudora. En este caso se debe crear mecanismos de cobranza adicionales para poder realizar las gestiones de factoring sin que intervenga en el proceso la deudora de la misma. El factoring confidencial se usa mucho en ciudades como Ambato, Guayaquil, Cuenca, Ibarra y Quito.

Este proceso no es necesario en muchos países del mundo debido a que las leyes de dichos países exigen a la deudora reconocer a cualquier otro beneficiario si es que el emisor de la factura así lo desea.

Ventajas del Factoring sobre otros métodos de financiamiento

El Factoring se ha posicionado como una opción viable para que las empresas puedan obtener liquidez inmediata para sus negocios. Esta alternativa permite adelantar flujos futuros provenientes de ventas a crédito. Esto hará que la empresa tenga el flujo necesario para mantener una disponibilidad de efectivo suficiente para cubrir sus necesidades mínimas para el correcto funcionamiento de cualquier negocio, como por ejemplo comprar materia prima, pagar nómina, comprar maquinaria, pago a proveedores, o cubrir las obligaciones financieras, patronales o tributarias y atender eventuales necesidades adicionales de liquidez. La gran ventaja del factoring para las PYMES en el Ecuador es el hecho que no solo se analiza el riesgo de la empresa que va a utilizar el financiamiento sino también la del pagador de la factura.

Adicionalmente, la empresa de factoring, dependiendo de la clase de factoring que se utilice, se hará cargo de la gestión de cobranza de las facturas. Esta situación representa un apoyo para las pequeñas y medianas empresas que tienen problemas de recobro de cartera y que tienen una carga operativa excesivamente alta debido a lo difícil y costoso que puede ser la gestión de cobros. Si lo vemos desde el punto de vista administrativo de la empresa, el factoring es una alternativa muy interesante puesto que, a más de financiar el capital de trabajo, descarga a la empresa de realizar la tarea de cobranza, que muchas veces es una actividad crucial para poder estabilizar el flujo de caja pero que a veces no se la realiza de manera eficiente y esto puede ocasionar graves problemas administrativos.

El Factoring supone un importante ahorro de costos para el cliente por cuanto se especializa en realizar actividades que la empresa usuaria las realizaba ineficientemente y al ceder su cobranza no tendrá esa carga operativa y los gastos implícitos de la misma. Para ser más específicos traigamos el caso de las cuentas por cobrar, que en la mayoría de las PYMES es una tarea que les demanda mucha carga operativa y que los resultados de sus cobranzas no son los que se busca. Para esta situación el Factoring se transforma en una alternativa ideal aun considerando que tiene un costo/beneficio en donde en la gran mayoría de casos el beneficio es muy superior.

Las ventas a crédito se transforman en ventas al contado mediante la cesión de las facturas. El nivel y las características de la deuda que la empresa contraiga, limitarán las decisiones de inversión y por ende afectarán su valor. El adquirir capital a través del financiamiento de cuentas por cobrar no constituye un préstamo haciendo del factoring una excelente alternativa a los préstamos bancarios tradicionales ya que la empresa incrementa su flujo de capital sin afectar el nivel de endeudamiento. El nivel de endeudamiento de una empresa afectara su score crediticio, así como sus balances contables.

Es extremadamente importante mencionar que el Factoring se caracteriza por su transparencia y agilidad en todos sus procesos. La agilidad y calidad de servicio al cliente es un factor clave y diferenciador entre un producto financiero habitual y la negociación de facturas que pueden ofrecer las casas de Factoring.

Como elegir una empresa de factoring

Las empresas en el Ecuador buscan satisfacer sus necesidades de liquidez para fortalecer su capital de trabajo y solventar sus necesidades de financiamiento en el corto plazo con la ayuda de entidades financieras o empresas de factoring que sean eficientes al momento de brindar el servicio. Es por esto que al momento de elegir una empresa de factoring, es importante que esta cuente con una gran experiencia y que provea un servicio calificado, personalizado y flexible ya que este debe adaptarse a las necesidades cambiantes de sus clientes. Es fundamental brindar un servicio adaptable para satisfacer las necesidades de liquidez de cada uno de los clientes ya que el mercado es dinámico y las necesidades de los cedentes cambian día a día y con cada uno de sus deudores. La flexibilidad del servicio de factoring se consigue prestando atención a los requerimientos en cada momento, y para ello hay que mantener un contacto continuo y de confianza con los clientes. El factoring dentro del mismo ecuador cambia mucho, y se debe adaptar a las necesidades de cada ciudad. Por ejemplo, el factoring con los clientes de Guayaquil y Manta debe adaptarse a las necesidades de una ciudad portuaria, así como debe adaptarse a las necesidades comerciales y manufactureras de las empresas de Quito, Ambato, Cuenca, Ibarra y Atuntaqui.

Es muy importante también que al elegir la empresa de factoring o la entidad financiera, esta permita a los clientes acceder a tasas altamente competitivas, así como a la información de todos los costos que están asociados a cada negociación de facturas. Es fundamental la transparencia de los procesos para mantener relaciones comerciales largas entre el cedente y la casa de factoring.

El servicio prestado por la empresa de factoring debe dar a los clientes soluciones empresariales innovadoras y creativas que satisfagan sus necesidades. Con esto nos referimos a herramientas que faciliten la gestión y negociaciones de facturas, mediante el factoring y el confirming. El factoring electrónico debe gestionar de manera ágil y eficaz los documentos por cobrar de sus clientes para brindarles soluciones oportunas y adaptadas a las necesidades de liquidez de cada sector industrial, comercial, manufacturero, importador y exportador del Ecuador. A partir del 2020 sea convertido en una necesidad extremadamente importante que las negociaciones de facturas que se realizan entre el cedente, deudor y la empresa de Factoring se realicen en su gran mayoría a través de una plataforma digital. Esta debe ser especializada para este tipo de procesos y servicios ya que esto permitirá sin duda alguna generar una trazabilidad de todas negociaciones de facturas para así brindar un servicio de calidad.

La empresa de Factoring debe tener un enfoque de sus servicios basado 100% en el cliente. Este factor es el factor diferenciador entre muchas empresas de factoring, pues los requerimientos de liquidez deben ser agiles y adaptables para poder satisfacer las necesidades de cada uno de los clientes.